Nombre: José Juan Bigas Luna.

Edad: 56 años.

Natural de: la parroquia de Sarriá (Barcelona).

Antecedentes penales: Desde pequeño demostró una terrible obsesión por tener siempre algo metido en la boca: usó chupete hasta los seis años y, una vez en el colegio, dedicó por completo los recreos a comerse los bocadillos de sus compañeros mientras éstos jugaban al baloncesto. En 1967 inicia sus estudios universitarios de Economía, que enseguida dejará colgados para lanzarse a la persecución de las jovencitas alemanas y suecas que visitaban la costa mediterránea. Por darle un poco de "glamour" a su existencia, comienza a interesarse por el arte y viaja varias veces a Londres, para crear en 1969 junto a Carlos Riart el Estudio Gris, dedicado al diseño industrial y de interiores. Como pintor, realizó diversas exposiciones en Barcelona y Londres.

Delitos: A partir de 1973 pone en marcha diversas experiencias cinematográficas: “Los paisanos”, “Retrato de Consol Tura” y “Retrato de Carlos Riart”. Poco después, rueda sus primeros largometrajes: “Tatuaje”, basado en la novela de Manuel Vázquez Montalbán; “Bilbao” y “Caniche”. En el año 80 se traslada a Los Ángeles para desarrollar un guión de encargo y acaba quedándose cuatro años, durante los cuales realiza tres películas: “Reborn”, “Lola” y “Anguish”. Se instala de nuevo en nuestro país (la ciudad elegida es Tarragona) y, tras un paréntesis de dos años dedicado por completo a su otra pasión, la pintura, regresa al cine con una polémica cinta, “Las edades de Lulú”, basada en el libro de Almudena Grandes, que había ganado el premio de literatura erótica "La sonrisa vertical". A continuación rodará su trilogía Ibérica: “Jamón Jamón”, “Huevos de Oro” y “La Teta y la Luna”. A éstas les siguen “Bámbola”, “La camarera del Titanic”, “Volavérunt”, y por último, “Son de mar”.

Compinches: Su amigos Fernando Amat y Pepón Coromina, quienes financiaron sus primeros proyectos cinematográficos. El pintor Ángel Jové y la diseñadora Consol Tura, colaboradores y fuente inagotable de inspiración para los largometrajes de su primera época. El productor Andrés Vicente Gómez, que le convenció para rodar “Las edades de Lulú” -su retorno al cine después de la etapa americana- y su trilogía Ibérica. Y por supuesto, Cuca Canals, co-guionista y estrecha colaboradora de Luna desde los tiempos de “Jamón, Jamón”.

Próximas fechorías: Por el momento, se desconocen.

El botín: A estas alturas de su carrera son incontables, pero destacaremos el León de Plata en el Festival de Venecia por “Jamón, Jamón” (1992), el premio del Jurado del Festival Internacional de San Sebastián por “Huevos de Oro” (1993), la Osella de Oro del Festival de Venecia por “La Teta y la Luna” (1994) y el Goya al Mejor Guión Adaptado por “La camarera del Titanic” (1997). Esta película recibió además los premios a la Mejor Película, Mejor Guión y Mejor Dirección en el festival internacional de El Cairo.

Las pruebas: www.tallerbigasluna.com, www.sondemar.com