Tercera Semana

21

septiembre

2008

16:09

Trabajo, trabajo y más trabajo

Seguí trabajando en el modelado de mi personaje y en el tedioso tema de colocarle los huesos y los controles. Uno de los problemas que uno se encuentra es que hay que ser muy estructurado a la hora de hacer las cosas en Maya porque si no se pierde mucho tiempo. Cuando por fin iba a empezar a animar a mi criatura, me di cuenta de que los brazos resultaban demasiado cortos y uno de los movimientos que hacía -en el que lo coloca por detrás de la cabeza- resultaba imposible. Así que vuelta a empezar; esa pequeña modificación supone tener que repetir un montón de cosas.

      3 J

Un día tuvimos clase de interpretación: a mi me gustó mucho y me recordó a cuando era más joven y hacía teatro. Empezamos con el clásico ejercicio de caminar por el espacio y después fuimos haciendo ejercicios de movimientos. Nos enseñaron a construir personajes básicamente enfocados a la forma de moverse, si anda con la nariz por delante o con el pecho... También hicimos un ejercicio de interpretar a nuestro personaje: nuestro profesor de animación lo bordaba y es que se mueve realmente como un dibujo animado. Fue muy grato dejar aparcado el ordenador durante unas horas y trabajar con el cuerpo; aunque a alguno de mis compañeros les costaba entrar en la dinámica, al final todo el mundo se soltó.
La animación tradicional y la 3D comparten los pilares básicos del movimiento, una serie de reglas y principios que no voy a explicar porque sería un poco aburrido, pero que son la esencia para que las cosas se muevan y tengan vida. Sobre este tema estoy 100% de acuerdo con mi profesor de animación: la animación no debe imitar a la realidad, sino construir la suya propia a través de unas leyes parecidas a las reales, pero que se pueden ajustar, modificar o no usar (sí, pequeño freakie, como en Matrix). Por desgracia sobre estos principios se dedica muy poquito tiempo, pero yo a la hora de crear mi animación intento seguirlos, así que dibujo los fotogramas claves, los modifico para dar fuerza a determinadas poses y después trato de animar en 3D conforme a ellos. Trabajo, trabajo y más trabajo… Ya sé que parece que no se hablar de otra cosa, pero es que no me dedico a otra cosa.
Los fines de semana también los estoy pasando pegado al ordenador porque la cuenta atrás ya esta en marcha: el lunes 6 son las proyecciones y para entonces tiene que estar montado.

      profesor

Cosas que me llaman la atención de Nueva York
- La forma de vestir: sí, aquí hay de todo y para todos los gustos. Gente que se pone una especie de redecilla negra en el pelo -que a mi me parecen horribles-, los sombreros de toda la vida que parece que aquí siempre estén de moda -los venden en puestos en la calle-, las gorras de los equipos de béisbol - si quieres parecer americano ponte una-. Y la ropa en general, pues depende de lo que vayas: de rapero, de rapero de marca, de yupi, de asiático con combinaciones imposibles, de fashion con supertacones, de judío con tu sombrero y tu abrigo largo, de latin con supercadenas y la redecilla. Andar por la calle es como ver todas las combinaciones y permutaciones de ropa posibles.
- La combinación del baño de la Academia: sí amigos, para ir al baño tienes que poner una clave de tres números. Es algo que me asombró desde el principio y que aún no acabo de comprender, ¿será un complot para que los de las otras plantas no puedan usar ese baño por no saber la clave?, ¿habrá una especie de asociación pro-baños seguros a la cual pertenece la Academia?

La próxima semana más trabajo todavía, el temido render, el montaje y la proyección.