Raúl Arévalo: “Los cortos tienen que tener, sobre todo, personalidad”

Notodofilmfest / 

Desde que se presentó en septiembre, en el Festival de Venecia, ‘Tarde para la ira’ dejó de ser un secreto muy bien guardado, para convertirse en la película (española) revelación de este año 2016 que nos deja. Un actor tras la cámara, Raúl Arévalo, un thriller impactante y retorcido, e intérpretes como Luis Callejo, Antonio de la Torre y Manolo Solo (por citar a estos tres) en verdadero estado de gracia han dado como resultado el reconocimiento de la crítica y ahora también de los académicos, que la han situado, con 11 nominaciones, como favorita a los Goya. “Estaba con mi chica viendo las nominaciones y yo esperaba que tendríamos como 3 o 4. Y ella la noche anterior había soñado que serían 8 (risas). Imagínate cuando vemos por la tele que son 11… salimos corriendo y nos fuimos para la Academia”, reconoce el director. Y, ¿cómo es eso de abandonar tu lugar habitual para ponerse tras la cámara? “Eso sale de un forma orgánica, es como entrar dentro de un juego. El actor es un amigo y tienes que entrar en ese rol. Mira, dos meses después de acabar el montaje de mi película estuve rodando ‘Oro’, de Díaz-Yanes, con Luis Callejo, uno de los protagonistas de ‘Tarde para la ira’, y no se me hizo nada raro. Solo tienes que cambiar el chip. Te digo que de todas las nominaciones, las que más ilusión me hacen son las que han recibido los actores”.

El guion de ‘Tarde para la ira’ llevaba ocho años rondando la cabeza de  Raúl Arévalo. “A la primera persona que se lo conté fue a Dani (Sánchez Arévalo). Recuerdo que fue en un viaje a Jaén, por un rodaje, y él me dijo que tenía que escribirla ya. Durante todo este tiempo, ‘Tarde para la ira’ ha ido madurando, ha cambiado. A la misma vez que yo cambiaba, porque he aprendido a interpretar y también a dirigir viendo cómo lo hacían otros, pero la esencia de la historia original sigue ahí”.

Precisamente, ha sido su amigo Daniel Sánchez Arévalo el que lo ha seleccionado para formar parte del jurado del 15ª edición de JamesonNotodofilmfest. Un encargo que él ha aceptado encantado, porque tiene un relación, casi sentimental, con nuestro certamen. “Yo he dirigido dos cortos para Notodofilmfest, ésa es toda mi experiencia y es realmente buena, porque una vez gané el Premio del Público y otra vez quedé finalista. Me hace especial ilusión ser este año jurado, ahí es donde empecé yo a dirigir, y, además, me parece que el festival realiza una función muy importante”.

Después de pasar por el examen de los Goya, de los que seguro se vuelve con más de un premio a casa, tendrá que ser él el que evalúe a los cineastas que presenten sus trabajos en nuestro festival. ¿Sabe ya qué criterios piensa aplicar? “No tengo ni idea de lo que voy a pedir a los cortos que vea, pero lo que más me gusta de JamesonNotodofilmfest, sí te puedo decir, que es la variedad. Y esa emoción de comenzar un corto que no te dice nada y que acaba volviéndote loco. Creo que los cortos deben sorprender y emocionar y, por encima de cualquier cosa, tener personalidad”.

Y, para terminar, preguntamos a Raúl Arévalo por el futuro: “Esto pensando en una segunda película, quiero seguir actuando, pero también dirigir. De momento, no quiero ir con prisas…”. Y, de momento, la paciencia le está dando sus frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *