12 años

Sandra es amiga, viene todos los días a nuestro bar, se ha convertido en una “Mamma” para nosotros. Habla de la vida sin pelos en la lengua, al “pan, pan y al vino, vino…” pero hay recuerdos que marcan una vida y es mejor dejarlos como están.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *