Aprender. Tocar. Sentir.

Cuando la música traspasa fronteras e internet se convierte en tu maestro. La pasión del flamenco al otro lado del estrecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *