La carrera imaginaria

¿Recuerdas aquellos juegos infantiles de los que sólo tú conocías las reglas? Sin embargo, a veces, no acababan como querías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *