Muchacha en el embarcadero

Había llegado con ese aire meditabundo de quién camina por inercia, como si únicamente se pudiese soñar mientras se está en movimiento.

Finalista

  •  Premio del Público EL PAÍS
  •  Premio Fundación Repsol Rompiendo Barreras

1 comentario en “Muchacha en el embarcadero”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *