Teresa

Teresa es prisionera de su hogar. Se le amontonan las tareas de Casa y del trabajo. Sólo se oyen ruidos, lágrimas silenciosas…. Pero por fin, un día, decide viajar en busca de su sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *