Gala Yincana de Cine Confinado

Notodofilmfest / 

La convocatoria extraordinaria Yincana de Cine Confinado, una idea original de Javier Fesser para NOTODOFILMFEST, nació con la intención de convertirse en una herramienta para canalizar la energía producida y fomentar la creatividad a través de la creación audiovisual en la situación tan excepcional que nos mantiene a todos en casa debido al COVID19.

Tras dos convocatorias de 49 horas, 6 supuestos, múltiples condiciones y detalles, y 961 cortos recibidos, celebramos la Gran noche del cine confinado: la primera gala virtual de Notodofilmfest con Javier Fesser y Mariam Hernández. Una noche de celebración donde se desvelaron los cortometrajes ganadores de la convocatoria.

Aquí la podéis ver la Gala completa:

Casi, de Pau Rodilla y David Gaspary – una inquietante y divertida propuesta en la que pasado, presente y futuro se reúnen por unos segundos – fue el corto ganador de la primera convocatoria. Por su parte, El fantasma de la libertad – un corto en el que Sara Bamba e Iván Martín Ruedas, recrean lo que ocurre cuando toca pasar las 24 horas del día con nuestros hijos – fue el ganador de la segunda convocatoria.

Ambos cortometrajes pasarán automáticamente a la final de Notodofilmfest 2020.

Junto con los dos cortometrajes ganadores, el jurado, presidido por Javier Fesser, otorgó varias menciones especiales.

En la primera: Fantasmas, de José Luis Fernández – una historia sorprendente que nos descubre a quien temen los fantasmas -; Summertime, de Jaime Figueroa – un corto que hace honor a la máxima de “el roce hace el cariño” dando pie a una inimaginable historia de amor; y Quarantine Melody, de Manuel Pico González y Alejandro Pau – un auténtico homenaje al género musical-.

Por su parte, el rotundo documental La calle es mi casa, de Alberto González Lorente y José Serrador Villanueva – que pone cara y voz a los más desfavorecidos en momentos de pandemia -; Intercambio de César Rodríguez Moroy – un sorprendente relato sobre las ventajas e inconvenientes de salir de nuestro hogar en busca de otro, en apariencia mejor-; y Flashbackde Sergio Catá Riobóo – un viaje a aquellos espacios y momentos tan anhelados en momentos de confinamiento – fueron los cortometrajes de la segunda convocatoria reconocidos con mención especial.

Recuerdos de cómo era nuestra vida antes del confinamiento; imágenes de como es ahora con la que unos y otros podemos sentirnos identificados; homenaje a nuestros mayores o guiños a quienes tenemos lejos, son temas recurrentes en los cortos que se han presentado a la convocatoria.

Además el propio Javier Fesser  ha querido participar en la Yincana con Tres veces, una historia de picaresca puesta al servicio de evitar los rigores del estado de alarma.

Queremos agradeceros a todos de corazón la participación y gran acogida de la convocatoria; en tiempos difíciles la creación siempre ofrece una ventana donde asomarse a otro lugar mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *