Tanto cuesta

A veces, un pequeño gesto puede traer consecuencias mucho más graves de las que creemos…¿tanto cuesta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *